Volver a lista consejos
Cuánto beneficia al bebé tomar el aire

¿Sabías que pasear bajo el sol favorece la salud de tu bebé? Dormir mejor o comer con hambre son algunos de los beneficios. ¿Se te ocurren otros? Si quieres descubrir más lee lo que recomiendan los expertos…


*Favorece el desarrollo y crecimiento de los huesos. La vitamina D fortalece e incrementa sus defensas y revitaliza el organismo, también ejerce una influencia notable sobre los músculos y sobre el sistema nervioso.

*No les quita el hambre: Los peques en invierno están expuestos a gripes, constipados y fiebres que dificultan su desarrollo. Durante la época estival estas afecciones no se dan tanto y al contrario que los adultos el calor no les quita el hambre porque su organismo está en pleno desarrollo y sigue demandando.

*Tratamiento para la ictericia: La luz del sol contribuye a normalizar el nivel de este pigmento corporal. Esta alteración se debe a la acumulación de bilirrubina en el organismo, lo que confiere un tono amarillento a la piel.

*Favorece el desarrollo de los sentidos del pequeño. Los sonidos de la calle estimulan su capacidad auditiva y el bebé puede practicar su agudeza visual. Observa y explora el paisaje, quedar con gente le divierte y le vuele más receptivo. Además es una buena manera de vencer el miedo a los extraños.


Últimos consejos
Platos divertidos para una dieta más variada Platos divertidos para una dieta más variada
La presentación del plato también cuenta para que los niños se alimenten bien. Así lo han concluido un equipo de especialistas después de comprobar que cuantos más colores y más variedad contenga un plato mejor se lo comen. El experimento permitió demostrar que incluso la posición de los alimentos influye en lo apetecible que resulta para los más pequeños. Si se pueden observar seis colores diferentes en un plato, los niños se lo comen mejor.
Sí a las actividades extraescolares, pero sin abusar. Sí a las actividades extraescolares, pero sin abusar.
La mayoría de niños no finaliza su actividad diaria con la jornada escolar, sino que acude a clases extraescolares, que en ocasiones pueden suponer un estrés para el pequeño.