Volver a lista consejos
Como ayudar a nuestro pequeño a vivir emociones positivas

Desde que nuestro hijo es bebé su felicidad depende de nuestra amabilidad, nuestro cariño y el entorno que le rodea. Te dejamos algunas claves para que tu pequeño sea más feliz


Si bien la capacidad de ser feliz es innata, está en nuestras manos trabajar con los niños desde pequeños para incrementarla. El “proyecto felicidad” dirigido por la psicóloga Silvia Álava nos da algunas claves:

*1* SER AMABLE: los niños amables experimentan mayores niveles de satisfacción y energía, se vuelven más cariñosos y agradables y gozan de estabilidad en su ámbito social.

*2* DAR LAS GRACIAS: los niños que desarrollan su actitud de reconocimiento y gratitud hacia las cosas que poseen entienden lo habitual como un regalo que además, favorece la estabilidad mental y enriquece su crecimiento en el entorno familiar.

*3* POSITIVISMO: los niños educados en una interpretación positiva del mundo son más seguros y creen más en sí mismos. Las personas positivas tienen un mayor control de su mente y las interpretaciones que ésta haga de la realidad son fundamentales para definir la calidad de vida percibida y alcanzar la plena felicidad.

*4* NO ETIQUEAR: las etiquetas limitan y perjudican el desarrollo de la identidad del niño. “Eres un niño malo” o “vaya niña más llorona” son descripciones que se utilizan cuando los pequeños reiteran sus actitudes y que predisponen al niño a moldear su actitud para encajar en este perfil. Podemos establecer como alternativa: “Eres un niño bueno pero te estás portando mal”, focalizando hacia la actividad concreta que hace mal.

*5* NO DRAMATIZAR: cuanto antes comencemos a educar a los niños para que le den a las cosas su justo valor, mejor diferenciarán y aprenderán a distinguir los rasgos realmente importantes de la vida.

*6* LOGRO PERSONAL: Los niños son un 49% más felices si consiguen sus objetivos por méritos propios.

*7* AUTONOMÍA: Los niños desarrollan su independencia del entorno paterno conforme van creciendo, esto potencia su autoestima y su confianza en sí mismos. Dejar que juegue solo o que realice algunas tareas del hogar sencillas es también una manera de educar en la igualdad. Se trata de favorecer una correcta autonomía en el niño que le haga más feliz y más seguro. También es bueno dejar que el niño esté enfadado en algunos momentos, tenemos que dejar que experimenten todo tipo de sentimientos. No es malo sentirse triste a veces.

*8* INTELIGENCIA EMOCIONAL: es muy importante educar al niño para que aprenda a controlar y regular sus emociones para resolver los problemas de manera pacífica.


Últimos consejos
Platos divertidos para una dieta más variada Platos divertidos para una dieta más variada
La presentación del plato también cuenta para que los niños se alimenten bien. Así lo han concluido un equipo de especialistas después de comprobar que cuantos más colores y más variedad contenga un plato mejor se lo comen. El experimento permitió demostrar que incluso la posición de los alimentos influye en lo apetecible que resulta para los más pequeños. Si se pueden observar seis colores diferentes en un plato, los niños se lo comen mejor.
Sí a las actividades extraescolares, pero sin abusar. Sí a las actividades extraescolares, pero sin abusar.
La mayoría de niños no finaliza su actividad diaria con la jornada escolar, sino que acude a clases extraescolares, que en ocasiones pueden suponer un estrés para el pequeño.