Volver a lista consejos
Primera navidad: sin estrés para el bebé

La fiestas que pasamos en Navidad nos producen un placer enorme cuando las celebramos con los peques de la casa. Para que todos pasemos unos días inolvidables es importante mantener alejado el estrés.


Para prevenir el cansancio y el nerviosismo del bebé hay que procurar respetar su ritmo normal de sueño y comida. El ruido, la confusión y la emoción de la fiesta hacen que esté más inquieto.

Mantener su apetito La excitación puede hacer que el bebé pierda el apetito, es normal y es posible que no le vuelva hasta que pasen los nervios del día.

Controlar la emoción La compañía bulliciosa de los familiares y la excitación que nos rodea a todos estos días puede resultar demasiado confusa para el bebé. Si ves que está demasiado nervioso quizás un cuento o un paseo con los abuelos le pueda ir bien.

Evitar el centenar de regalos Tantos regalos debajo del árbol pueden desorientar al bebé. Podemos ponernos de acuerdo con los familiares y aconsejar regalos muy concretos.

La magia de la Navidad Preparar el árbol y el pesebre, mostrarle las luces que brillan por las calles y haciéndole partícipe de las historias sobre los Reyes Magos y Papá Noel le ayudarán a creer en la magia de la Navidad.

¡Cuidado con el árbol! Si el peque gatea o camina hay que tener cuidado con la decoración ya que podría destrozarla en un intento de coger una bola.

LO QUE HAY QUE EVITAR:

-Muchas invitaciones en pocos días.
-Que se asuste con los Reyes Magos.
-Forzar al bebé a estar con personas que no quiere o no quiere sonreír.


Últimos consejos
Protege al bebé del sol Protege al bebé del sol
En verano estamos todo el día al aire libre así que debemos proteger al bebé con fotoprotectores adecuados y con gorros, gafas e incluso camisetas o ropa holgada.
Seguridad en la carretera con tu bebé Seguridad en la carretera con tu bebé
¿Vais a hacer un largo viaje con tu coche y el bebé? Te damos algunas claves para que todo vaya sobre ruedas….