Volver a lista consejos
Protege a tu bebé de los rayos del sol (parte I)

Durante las vacaciones de verano estamos todo el día al aire libre así que debemos proteger al bebé con fotoprotectores adecuados y con gorros, gafas e incluso camisetas o ropa holgada.


Los lactantes y niños de menos de 6 meses NO deben estar expuestos al sol. Es bueno que estén a la sombra y utilizar protección solar especial para el bebé superior a 30, ya que la sombra por sí sola no elimina la exposición a los rayos solares. Se recomienda ropa ligera y holgada de color claro, de fibras naturales (algodón, lino) recordando que tienen más riesgo de deshidratación y de golpe de calor.
Los rayos del sol producen radiaciones lumínicas (luz), infrarrojas (calor) y ultravioleta: UVA y UVB. Los rayos UVA son los producen el bronceado al estimular la producción de melanina.

Los rayos UVB causan las quemaduras de sol. Son beneficiosos tomados con precaución: producen una acción antidepresiva, ayudan a la formación de la vitamina D y es tremendamente útil en dolencias como la psoriaris o el acné. Su exceso es dañino por provocar golpe de calor, deshidratación y, a la larga cáncer de piel. Los efectos nocivos son más graves en los niños pequeños y por eso antes de la llegada del verano hay que repasar las medidas preventivas.

A los bebés hay que mantenerlos alejados de la luz solar directa ya que los menores de 6 meses no se adaptan bien a las variaciones térmicas. Una buena manera de protegerlos del sol es con sombrillas aunque la mejor protección es mantener a los niños en la sombra. Es bueno elegir espacios con sombra en los que jugar, manteniéndose debajo de una sombrilla si no hay otra alternativa durante el tiempo en que estén en reposo.

Hay que utilizar ropa que cubra buena parte del cuerpo: camisetas con manga, bermudas o zapatitos cerrados, por ejemplo. Es preferible vestir al bebé con colores claros: los colores oscuros protegen más de los rayos ultravioleta pero absorben más calor. También es importante que sea ropa holgada y no ajustada.

Si vais a pasar un día de playa o de campo ponle la camiseta y los pantalones durante la mayor parte del tiempo (mientras no está en el agua, por ejemplo), aunque estéis jugando a la sombra. Debes tener en cuenta que la ropa no evita el paso de las radiaciones solares, por lo que sigue siendo imprescindible utilizar cremas de protección solar.


Últimos consejos
Protege al bebé del sol Protege al bebé del sol
En verano estamos todo el día al aire libre así que debemos proteger al bebé con fotoprotectores adecuados y con gorros, gafas e incluso camisetas o ropa holgada.
Seguridad en la carretera con tu bebé Seguridad en la carretera con tu bebé
¿Vais a hacer un largo viaje con tu coche y el bebé? Te damos algunas claves para que todo vaya sobre ruedas….